lunes, 8 de abril de 2013

LA MISION DEL MAESTRO

es ayudar al niño a que sea consciente de su trabajo, de su proceso creativo. Los comentarios del maestro hacen que el niño se dé cuenta de que su trabajo comunica algo y es valioso. Por ello se debe respetar y animar la forma de trabajar de cada niño y permitir que cada quien vaya a su paso. Así encontrarán satisfacción en todo lo que hacen. La experiencia artística debe ser gratificante, exploratoria, segura y divertida. Los niños deben sentirse tranquilos en el espacio y con el uso de materiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada